por Maribel Aranjuelo*

Comentario del artículo: Ésta es la fórmula para calcular la edad a la que tienes que perder la virginidad

https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20190115/formula-calcular-edad-perder-virginidad/368463713_0.html

El  artículo que desde la actividad “En los dos sentidos” de la red de psicoanálisis y medicina, me han propuesto para comentar lleva un título que me parece muy actual pero, por suerte, se trata de una pura ilusión. Título: “Ésta es la fórmula para calcular la edad a la que tienes que perder la virginidad”[1]

No  existe una fórmula que nos de las claves sobre el deseo y sobre el goce y  por lo tanto no hay fórmula para saber  sobre el momento idóneo para el encuentro sexual. El recorrido de un análisis permitirá saber a cada uno sobre sus condiciones de goce y sobre su deseo, pero caer en el análisis no es siempre necesario para todas las personas. El psicoanálisis nos enseña que no hay una edad, ni una fórmula general que buscar. Cada uno tendrá que buscar la propia. El deseo no caduca y la pérdida de la virginidad será una contingencia que cada persona tendrá que ubicar en su historia personal.

La fórmula de Lacan “No hay relación sexual”, hacer referencia a que el sexo no define ninguna relación en el ser hablante.[2]

Podríamos preguntarnos por el afán actual en determinar y fijar absolutamente cualquier tipo de comportamiento de modo que las personas, en este caso, los jóvenes, ni siquiera tengan que enfrentarse a tomar una decisión propia, personal e intransferible. Una vez más y con base en estudios supuestamente rigurosos, se nos hace creer que las personas alcanzan un grado de madurez, y se añade la idea utópica  de que con ese nivel de madurez  el encuentro sexual sería satisfactorio y exitoso.

Desde el psicoanálisis, sabemos que en el encuentro entre las personas, y gracias al lenguaje que nos hace humanos, el malentendido está asegurado. Ello nos garantiza que sigamos en la conversación con los otros, y que sigamos teniendo relaciones personales y sexuales.

“El concepto que han manejado es el de ‘competencia sexual’, es decir, en qué medida un individuo dispone del control y del conocimiento de su propia sexualidad. Se establece mediante cuatro factores: el consentimiento, la autonomía, el uso de anticonceptivos y la “preparación” (readyness). Para ello, recabaron datos de 2.825 británicos sexualmente activos entre los 17 y los 24 años, extraídos a partir de la

Tercera Encuesta Nacional de Comportamiento Sexual y Estilo de Vida (Natsal-3 por sus siglas técnicas)”[3].

Menos mal que tanto informe y estudio “sesudo” solo está basado en una pequeña muestra de 2.825 británicos! Llama la atención que se esté hablando del comportamiento sexual y no se tenga en cuenta que los adolescentes de hoy en día comienzan a saciar su curiosidad sexual, vía internet, desde más temprana edad.

La propia ONU en 2015 desveló que los principales consumidores de porno online eran niños y  adolescentes de 12 a 17 años.

En cualquier caso, para el psicoanálisis no se trata de un tiempo cronológico, más bien hay que pensar en el tiempo lógico. Se trataría de salir de la infancia, atravesando  el tiempo de la adolescencia, hasta convertirse en adultos. La reactualización de la sexualidad infantil en la adolescencia se produce como un despertar, con un desplazamiento de la libido hacia fuera en la búsqueda de un nuevo objeto para el amor y para el deseo. Eso que llamamos habitualmente crisis de la adolescencia, tiene que ver con que efectivamente no hay una buena hora para lo sexual. Ni la forma ni el momento pueden deducirse ni preverse.

Serge Cottet[4] subraya en qué medida los adolescentes actuales, afectados por un desencanto del sexo relacionado con la banalización de la libertad sexual, caen en el aburrimiento o en la tristeza.

“ Las relaciones sexuales descienden a nivel global generación tras generación”[5].

Tal vez este sería el aspecto del artículo que más preocupación me genera. No tanto, aunque también,  porque los encuentros sexuales disminuyan, sino más bien porque las relaciones personales disminuyan. Tal y como podemos ver en el documental        La Teoría Sueca del Amor,[6] cada vez es más importante el número de personas que prescinden de los otros. Personas que no están dispuestas a negociar, a dialogar, a  comprometerse y  a las que la inmediatez y la comodidad de su propio goce les resulta suficiente para su vida.

Me parece preocupante el dato de que el 25% de los hogares españoles,  casi cinco millones,  esté compuesto por una persona[7]. Por supuesto, también el hecho de que en dos de esos cinco millones vivan personas mayores de 65 años.

También el documental El Imperio de los SinSexo[8], nos muestra que la sexualidad conyugal está en peligro cuando la industria del sexo es un negocio en alza. En Japón, el sexo está en todas partes; se anuncia, se exhibe, se paga. Se trata del sexo que no pasa por el otro; lo que se pretende es satisfacer al solitario más acérrimo. El placer inmediato, sin negociación, sin palabras, sin esfuerzo, constituye el modelo de lo que muchos adultos buscan. Estamos ante lo que Lacan llamará el goce del Idiota (Seminario XX), en el sentido de la etimología griega idiôtês: «ignorante». Es precisamente esto lo que ofrecemos a los jóvenes que se incorporan a la vida adulta: unas relaciones narcisistas y basadas en la autoestima y el placer personal.

*Maribel Aranjuelo es Psicóloga clínica. Psicoanalista. Miembro de la ELP y de la AMP

NOTAS:

[1] https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20190115/formula-calcular-edad-perder-virginidad/368463713_0.html

[2] J. Lacan. El Seminario 19. O peor. Paidós. Pág.13

[3] https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20190115/formula-calcular-edad-perder-virginidad/368463713_0.html

[4] S. Cottet. “el sexo débil de los adolescentes:¿Sexo-máquina o mitología del corazón?” internet

[5] https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20190115/formula-calcular-edad-perder-virginidad/368463713_0.html

[6] es.wikipedia.org/wiki/La_teoría_sueca_del_amor

[7] www.esdiario.com/150526549/Casi-5-millones-de-personas-viven-solas-ya-en-Espana.html

[8] http://www.rtve.es/television/20120221/documentos-tv-imperio-sinsexo/499871.shtml